1 de enero de 2013

Se acabó 2012, mal año para mi. Ocurrieron demasiadas cosas (me llevaron a Alex de casa, es el año que menos montañas he subido, que menos kilómetros he corrido, que menos vías he escalado y para colmo me bajan el sueldo y me dejan sin extraordinaria, ¿se puede pedir más?). Bueno, de momento el culo lo tengo intacto, que no es poco. Para inaugurar el año me levanté temprano. La niebla fue levantando a eso de las 8:30, cogí mis Asics Trabuco y tiré hacia el monte. Tengo enfrente un bonito robledal que atraviesan algunos caminos y pistas y hacia arriba tiré, en compañía de Tombo.
A la altura de la ermita la niebla ya se disolvía y una bonita luna me acompañaba
Al llegar a lo alto empezaba a clarear el sol y subí corriendo al encuentro del primer rayo de 2013. Hacia el valle la niebla se volvió a meter y no pude hacer fotos. Os pongo las del día de navidad, que también subí hasta aquí. Fontún
Polvoreda
y toda la cresta del Fontañán recién nevado.
Al final un paseito de 6km (4 cuesta arriba y 2 cuesta abajo), para 50 minutos de trote ligero (o menos que ligero). Tombo llegó cansado
y la niebla no se decidía a dejar pasar el sol.
Parece que la rodilla se siente bien, o sea que RESISTIRÉ. http://www.youtube.com/watch?v=tayI0W8o_2E

1 comentario:

  1. que podamos seguir haciendo kms.. hacia donde sea.. FELIZ 2013!!

    ResponderEliminar